sábado, 18 de mayo de 2013

Tarta de Piruleta


Hoy os traigo una tarta que llevaba tiempo esperando hacer por lo extremadamente cursi e impactante que resulta. Sacada del blog de Kanela y Limón.
Os cuento, no quería utilizar licor de piruleta, ya que la tarta es para la fiesta de cumpleaños de mi sobrina, así que, he adaptado un poco la receta...

Ingredientes para la tarta:

1 Base de Bizcocho.
300 ml de Yogurt Griego Natural.
500 ml de Nata.
100 Gr de Azúcar Glas.
10 Piruletas de cereza "Fiesta".
6 Obleas de Gelatina Neutra (Hidratada).
200 ml de Agua.

Ingredientes para la Cobertura:

3 Piruletas Congelables "Fiesta".
6 Obleas de Gelatina Neutra (Hidratada).
200 ml de Agua.


Ingredientes para la Decoración:

10 Piruletas de cereza "Fiesta".
1 Cinta de Rafia del Color que más nos guste.


Preparación:

Lo primero de todo ponemos a hidratar 6 obleas de gelatina en un recipiente con agua.
Mientras tanto machacamos las 10 piruletas en trocitos.


En un cazo ponemos a calentar los 200 ml de agua a fuego muy lento y agregamos las piruletas picadas en trocitos muy pequeños y nos disponemos a remover hasta que estén completamente disueltas.
En ese punto, agregamos las obleas de gelatina hidratadas y removemos hasta disolverlas en la mezcla.
Dejar enfriar por completo.


En un bol de fácil desmoldado insertamos la base de bizcocho.


En un vaso añadimos agua y azúcar a partes iguales para crear un almíbar y pincelar el bizcocho para que esté más jugoso.

Aparte montamos la nata junto al azúcar glas y el yogurt griego y cuando esté lista agregamos la mezcla anterior de piruleta, agua y gelatina (ya fría). Remover bien hasta formar una pasta de color rosa pastel.


Echar en el molde, por encima del bizcocho y guardar en la nevera durante unas 8 horas o más.


Al día siguiente preferiblemente, preparamos en un cazo la gelatina de cobertura, añadimos los 200 ml de agua y calentamos a fuego lento. Apagamos el fuego y agregamos las piruletas congelables (a temperatura ambiente) y removemos. Dejamos enfriar e incorporamos a la tarta.

Y otra vez a la nevera durante un mínimo de 4 a 6 horas hasta que la gelatina haya cuajado por completo.

Por último desmoldar y decorar al gusto, yo en este caso puse más piruletas en el borde de la tarta y una cinta roja de rafia para sujetar las piruletas.


Lo más importante!! Servir bien fría!! Ya que tuve el error de dejarla fuera de la nevera unos 15 minutos antes de comerla y la gelatina perdió consistencia!!







4 comentarios:

  1. Que pinta mas rica esa crema rosita :) Una buena opción para una tarta de cumpleños... en breve es el cumple de la peque y estoy a la busca de la tarta perfecta ;) jejeje!! Gracias por compartir, muchos besos!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias a las dos.... Yo desde que ví esta tarta la tuve en mente hasta que tuve que hacerla.... Animaros y ya vereis que bonita queda!!

    ResponderEliminar